El pozole en Guerrero

pozole-guerrero-zihuatanejo.jpg

Guerrero es una ofrenda: una canasta de bienes, de satisfactores. Puerta y destino, amate y plata. Guerrero es un lugar donde la variedad en su gastronomía enamora al más exigente paladar. Desde unas chalupas hasta un pozole, han logrado enamorar a quien visita esta tierra suriana. Y si hablamos de comida, hablemos del Pozole.

El pozole guerrerense blanco, verde o rojo es una tradición gastronómica y cultural que se deleita los jueves, sábados o en cualquier evento especial en el estado y, para hacer un buen manjar, debe de ir acompañado de sabroso mezcal.

En el estado este platillo típico del pozole, es uno de los muchos signos de identidad que existen y de reconocimiento nacional, este platillo es preparado a base de maíz, carne y chile. Plato llenador, de sabor especial, para muchos sanador, para otros es sinónimo de fiesta mexicana y reunión familiar, de herencia precolombina.

Su raíz náhuatl “pozolli”, significa espuma, esto hace referencia a los granos de maíz cacahuazintle, cuya apariencia es dura, grande y blanca, pero al cocerse cada grano abre como flor y esto da la impresión de ser espuma. Originario de la zona centro del Estado de Guerrero, estado en donde actualmente se cuenta con cuatro tipos diferentes de pozole.

El tradicional pozole blanco, es elaborado como un caldo de granos de maíz hervido con el sabor de cerdo o pollo y varios condimentos; es sazonado con orégano, chile molido, cebolla, aguacate o chicharrón prensado, también es acompañado de su tradicional y abundante botana conformado de tamales de pollo o puerco, tacos de requesón, chorizo o pollo, así como chalupas de tinga de pollo o puerco, y chicharrón.

pozole-guerrero-zihuatanejo-.jpg

Este alimento se acostumbraba degustarlo los miércoles por la noche, para que la población tuviera la oportunidad de disfrutarlo con mayor frecuencia, esta actividad de convirtió en costumbre.

De ahí nace también el llamado “jueves pozolero” ya que el día anterior sobraba mucho pozole y para aprovecharlo las cocineras de aquellas épocas elaboraron el pozole verde, agregándole (a la base de pozole blanco) un mole verde, compuesto de un pipián hecho a base pepita, epazote fresco, chiles verdes y tomates de cáscara.

También en Guerrero, no puedes perderte el pozole de camagua, se trata de una mezcla de elote desgranado el cual es hervido junto con frijoles negros y trozos de elotes rebanados, se le agrega epazote para darle ese peculiar sabor y se sirve con carne de cerdo y el El elopozole o pozole rojo es otra variedad a base de granos de elote hervido con espinazo de puerco y pollo, chile guajillo molido, calabacitas y zanahoria y epazote.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...