Se recorre Costa Chica entregando apoyos y supervisando zonas afectadas por el paso del Huracán Max y los últimos dos sismos

El mandatario guerrerense, Héctor Astudillo Flores continúa con sus jornadas de trabajo de supervisión, evaluación de acciones, así como entrega de apoyos en las zonas afectadas por el paso del Huracán Max y los últimos dos sismos, que han arrojado decenas de personas damnificadas en las siete regiones, principalmente en la zona Norte del estado como Costa Chica.

Brigadas médicas, de fumigación y abatización para atender a las familias damnificadas, son parte de las acciones que se han reforzado en localidades de San Marcos, Cruz Grande y Florencio Villarreal, donde Astudillo Flores junto a la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo entregaron despensas, notificaciones a pescadores y apoyos de empleo temporal, reiterando a la población el apoyo de los tres niveles de gobierno para que los guerrerenses puedan regresar a sus actividades normales.

En su jornada de trabajo este domingo, Astudillo Flores en San Marcos, dio el arranque a 19 pipas de Capaseg, Conagua y Cicaeg que atenderán a la población ya que este municipio tuvo problemas con el sistema de Agua potable. Así mismo, se entregaron apoyos para 36 familias que fueron beneficiadas con Empleo Temporal, donde el alcalde Juan Carlos Molina agradeció la pronta respuesta del gobernador y su gabinete enfatizando todo el respaldo de las autoridades a la población de ese lugar para llevar a acciones conjuntas a favor de la población más vulnerable.

Durante el recorrido, Astudillo Flores visito a familias damnificadas de la Laguna de Chautengo en Florencio Villarreal, donde constato el funcionamiento del comedor comunitario que atiende a la población más vulnerable, entre ellos 100 son niñas y niños, además de 80 personas adultos mayores.

En el evento, se informó que de acuerdo al censo levantado en esa región, son un total de 269 productores que han sido afectados en sus siembras, seis mil casas, escuelas e iglesias, ascendiendo las pérdidas a más de mil millones de pesos; Unas cien escuelas de 12 mil 300 en Guerrero no regresarán a clases , haciendo un llamado de unidad a los presidentes municipales para intensificar acciones conjuntas y poder salir de esta lamentable situación derivada de los recientes fenómenos naturales.

COMETARIOS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *