Pié diabético

Para que lleguemos a esta complicación de menos debemos de tener más de 5 años con diabetes, niveles de azúcar muy por arriba de las metas, aunado que los altos niveles de colesterol y triglicéridos también juegan un papel muy importante.

Cuando manejamos niveles de azúcar por arriba de 140 después de alimentos y Hemoglobinas Glicosilada por arriba de 6.5%, nos indica que el cuerpo está trabajando con exceso de azúcar y la que no necesita se va pegando a las arterias y venas obstruyendo la correcta circulación de la sangre así como la oxigenación de la misma, afectando nuestro cuerpo y más cuando tenemos una pequeña herida que va creciendo en vez de curarse como normalmente sucede.

El pié diabético es una de las complicaciones de una diabetes mal controlada, que la consecuencia por no ponerse atención, así como al control de los niveles de azúcar, es la amputación desde un dedo y hasta puede llegar a toda la pierna.

En la mayoría de los casos cuando se presenta un problema de pie diabético es porque no le damos la importancia que debe al cuidado de nuestros pies, ya que si los revisáramos periódicamente nos daríamos cuenta de que una pequeña herida no se cura y va en aumento o que la coloración de los pies no es la misma o que el pulso va disminuyendo y esto nos indica que la circulación no es la correcta.

Por otro lado por la falta de sensibilidad empezamos a pisar apoyando el peso en una sola área del pie lo cual deriva en una ampolla que si no se pone atención se convierte en una ulcera y por no sentir no nos manda la alerta de que algo anda mal.

En muchas ocasiones tratamos de curar la herida superficialmente o usando algún remedio casero a veces esto cambia la visión del problema, pero interiormente sigue avanzando y más cuando los niveles de azúcar están altos.

Hay personas a las que les recetan antibióticos para la infección pero a pesar de tomar el tratamiento correctamente no sede y sigue creciendo el problema, esto se debe a que el azúcar es alimento para la infección y la fortalece haciendo que los antibióticos no trabajen para acabar con la infección y si la herida está cerrada el mal empieza a subir por la pierna, al tener una mala oxigenación en la sangre deriva en una gangrena que la única cura es la amputación.

Volvemos a la importancia del control de la enfermedad, si mantenemos los niveles de azúcar en los parámetros correctos, tenemos una información amplia y actualizada de que pasa en nuestro cuerpo cuando vivimos con diabetes y tomamos responsabilidad actuando con lo que nos toca hacer, evitaremos las complicaciones que la diabetes mal controlada ocasiona.

Podemos decir que la diabetes te brinda la oportunidad de cuidarte y cuidar tu cuerpo si sabes cómo hacerlo. ¡Actúa ya!, entre más pronto controles la enfermedad menos consecuencias tendrás, no te confíes de que tienen que pasar varios años para que los problemas se presente, nuestro cuerpo tiene memoria, las afectaciones no desaparecen y siguen afectando tu calidad de vida.

Decide como te quieres sentir y ver en 5 años o más. Amate y cuídate ahora, que en un futuro lo valoraras.

Por E.D. Andrea Díaz González / Orientadora en Diabetes

COMETARIOS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *