Estilos de vida saludable contribuyen a eliminar la violencia contra mujeres y niñas

Acapulco, Gro. 24 de noviembre del 2017.- Es necesario promover una vida libre de violencia para las mujeres y niñas a través de fomentar estilos de vida saludables desde el ámbito individual, familiar y comunitario para el pleno bienestar físico, mental y social, así lo mencionó Carlos De la Peña Pintos en el evento estatal conmemorativo al “Día Internacional por la eliminación de la Violencia contra las Mujeres y Niñas”.

En el marco de la conmemoración cuyo lema es ¡Únete! Todas juntas avancemos por la igualdad, la mañana de este viernes la Secretaría de Salud, a través del programa de Prevención y atención de la Violencia Familiar y de Género, el titular de Salud, en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, realizó la inauguración del módulo del Servicio Especializado para la Atención a víctimas de la Violencia (SEPAVI), el cual está ubicado al interior del Hospital General de ciudad Renacimiento “Donato G. Alarcón”.

Está unidad está enfocada a la detección activa de casos y tratamiento médico para lesiones leves y graves, con la atención de un equipo especializado en la materia que incluye: médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y psicólogos.

A la par se firmó un convenio de Cooperación Interinstitucional entre la Secretaría de Salud y Médicos Sin Fronteras, con la finalidad de sumar esfuerzos en la atención a la salud mental, y se llevó a cabo una feria informativa con los diferentes servicios que brinda la dependencia estatal en favor de las mujeres.

En su intervención De la Peña Pintos mencionó que de acuerdo a la OMS, la violencia se define como el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad que cause o que tenga probabilidades de causar una afectación a la salud en general.

Informó que las personas más afectadas en el entorno familiar son las mujeres quienes son vulnerables hasta en un 50 por ciento. Comentó que una de cada tres mujeres en este momento viven algún tipo de violencia ya sea física, psicológica y/o sexual, económica o de abandono, lo que repercute en la salud de las mismas y las obliga a acudir a las unidades de salud.

Para la instancia que dirige esta prevalencia –dijo- obliga a la búsqueda intencionada a través de los indicadores de sospecha de violencia en mujeres de 15 años y más que acuden a consulta general.

Detalló que las acciones preventivas van en tres niveles: primero promover estilos saludables para una vida libre de violencia. En un segundo plano la identificación de la violencia en el momento de la consulta para prevenir y evitar un mayor riesgo.

Esto permite intervenir a las mujeres y hombres que vivan en pareja o en el noviazgo a través de la reeducación, para eliminar el ejercicio del poder y fomentar la igualdad mediante sesiones y talleres. En el tercer nivel está el prevenir consecuencias y secuelas causadas por cada tipo de violencia.

En el evento participaron mujeres víctimas de violencia, quienes dieron su testimonio y que reciben por parte de la Secretaría de Salud atención psicológica lo que les ha permitido enfrentar este problema.

Así mismo se contó con la participación de organizaciones civiles, e instancias de gobierno estatal y municipal y población abierta, con el mismo objetivo: unirse para promover una vida libre de violencia en las mujeres, adolescentes y niñas a través de actividades enfocadas en la prevención y atención.

COMETARIOS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *