El privilegiado Bogavante

Pequeños viajes por nuestra Costa Grande pueden encender ese sentimiento de privilegio que da el vivir en un lugar costero como este, Técpan de Galeana tiene muchos puntos de interés turísticos que pueden hacerlo posible; nosotros hicimos una pequeña parada en Bahías de Papanoa, para disfrutar de un evento en Puerto Vicente, pero antes llegamos a Bogavante, un hotel ideal para disfrutar de tus cinco sentidos al máximo.

Aunque el objetivo no estaba en reseñar la estancia en el hotel, es algo inevitable, pero por el poco tiempo que pasamos en el lugar, haremos sólo una breve descripción de lo que podrías apreciar si decides visitar este lugar mágico.

Geográficamente se ubica en Papanoa a una hora y media aproximadamente de Ixtapa – Zihuatanejo y de Acapulco a unas tres horas, en el pequeño complejo de Restaurantes y hoteles con nombre “Bahías de Papanoa”, el viaje necesariamente por carretera es de fácil tránsito si se conduce con las precauciones adecuadas, sobre todo en sus curvas muy cerrada, esto viniendo del lado norte; del lado sur puede tomar un poco más tiempo por pequeñas reparaciones en el camino que podrían retrasar tu llegada.

Un pequeño camino pavimentado te indica la dirección a seguir para llegar al elevado hotel, una vez ahí una espléndida vista de un despeñadero te da la bienvenida, este es encantador y cuenta con escaleras que ayudan a llegar fácilmente al fondo donde las olas pierden su fuerza al impactarse con el terreno rocoso. Rápidamente nos dirigimos a nuestra cabaña, con estilo rústico y un ambiente acogedor nos dejamos envolver por la vista privilegiada que tiene Bogavante.

Ideal para relajarse y pasar tiempo lejos del trabajo en tus próximas vacaciones, quizás planear un fin de semana para disfrutar en pareja, en familia también es una buena idea, o como lo hicimos nosotros, y sólo descansar unas horas al planear otra actividad cerca; ubicado específicamente en playa “Ojo de agua” la cual la mayor parte del tiempo tiene un oleaje suave, el hotel cuenta con un pequeño restaurante con comida típica de la región, lamentablemente no pudimos probar ningún platillo por cuestiones de horarios, las habitaciones cuenta con los servicios básicos, y también WIFI ( no pudimos hacer el test de velocidad para detallar ) están desarrollados con una sencillez y un toque artesanal que gracias a esto se enriquece aún más la experiencia de tu estancia.

Nos quedamos con ganas de disfrutar mucho más de tan agradable e increíble lugar que sin duda podemos decir los seducirá con sus bellezas naturales, el sentido de la vista y oído serán los más complacidos.

Los invitamos a considerar en su próximo viaje a hotel Bogavante, un extraordinario lugar; al cual esperamos pronto poder regresar.

Fotografía: Balance De Blancos Photo & Film 

COMETARIOS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *