Carta de un Estudiante a Zihuatanejo…

carta-de-un-estudiante-a-zihuatanejo

Yo soy estudiante de Conalep.
Creo que uno de los problemas en nuestra comunidad es la inseguridad y el desempleo, si ustedes saben Zihuatanejo es un lugar que necesita de los turistas, para que la gente tenga trabajo.
Uno de los problemas más importantes es la inseguridad, causado por las drogas en México, pero sobre todo en Guerrero.
Este problema es muy preocupante para mí, porque la gente del lugar necesita de este turismo para vivir.
Otros son los problemas económicos en todo el mundo, los turistas no vienen a nuestro destino; los hoteles y las tiendas no tienen empleos.
La gente en nuestra comunidad no tiene trabajo, y para nuestros padres es muy difícil que nos den dinero para el transporte, cuadernos u otra actividad de la escuela.
Muchos de los estudiantes están en la escuela  y aman estudiar, pero a veces las oportunidades son muy pequeñas; por esta razón los estudiantes no terminan su escuela.
Cada día trabajo y doy todo lo que puedo.
Creo que “la gente es mejor cuando trabaja para conseguir lo que quiere, porque eso hace que se sientan orgullosos de sus propios logros”.
Me gustaría ser profesional  algún día de mi vida, terminar mi carrera y ser una mejor persona día a día.
Me gustaría viajar a Canadá o Francia para aprender las lenguas y la cultura o estudiar en otra escuela en el extranjero.
Mi idea es darle un giro diferente a Zihuatanejo, dejar de ser un lugar que depende del turismo y ser un lugar que tiene empresas productivas.

El crear y desarrollar proyectos que ayuden a mejorar la economía local.

Hay muchas empresas o negocios que no reciben ningún apoyo por parte de instituciones gubernamentales, por no estar relacionadas con el turismo.

Ni siquiera existen programas que apoyen a estas empresas.

Si en Zihuatanejo se crearan programas de apoyo a negocios, la calidad de vida de las personas mejoraría; al ya no depender del turismo, ya no habría empleos solo en temporada alta, sino durante todo el año.

Se crearían fuentes de empleo y las empresas venderían sus productos a nivel nacional e internacional.

Por ejemplo:

Los accesorios de coco: buscar apoyo de joyeros para mejorar la calidad de los productos. Orientación en técnicas de venta, registrar marca, ayudar a exportar los productos y buscar clientes en otros países.

Agua de coco: desarrollar un producto, y  hacer contactos para que se comercialice en México.

Hay muchos productos que se pueden hacer aquí, solo hay que ponerlos en marcha.

Yo sueño mucho, pero creo que un día mis sueños pueden hacerse realidad.

Por Rocio Amairani Hernández / rocio_amy@hotmail.com

COMETARIOS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *